Consejos de alimentación Algunos datos que te serán de utilidad...

No te impongas la dieta como un castigo. Antes abandónala y vuelve a comenzar cuando te sientas preparado: una retirada a tiempo no significa perder toda la batalla.

Ten en cuenta que resultados de la alimentación no se ven enseguida, pero comienzan en nuestro organismo desde la primera comida. Los kilos no aparecieron en una noche, no pretendas pues, que desaparezcan en un día.

Tambien hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de las dietas son científicamente inconsistentes puesto que los resultados que ofrecen son absolutamente transitorios y no van dirigidos a modificar el estilo higiénico de la alimentación que nuestro organismo nos requiere. Por lo que nosotros  planteamos y asesoramos a nuestros clientes que la forma de comer no tiene que ser  transitoria, y fuéramos adaptándonos a esta filosofía alimenticia que es la que nos demanda nuestro organismo, por supuesto una buena alimentación necesita no carecer  ni producir ningún déficit en nuestra alimentación diaria, ni descompensación de nutrientes por lo que vamos ha dar unos consejos que nos ayudaran  a saber tratar mejor a nuestro organismo, y de esta forma  comprenderemos las barbaridades que le hacemos por desconocimiento de algo tan importante y vital para el buen funcionamiento de nuestras actividades cotidianas diarias y deportivas.

 

1

Evita comer o beber el mismo producto dos o más días seguidos.

  • La variedad en los alimentos aumenta el consumo potencial de vitaminas y minerales y reduce la posibilidad del desarrollo de intolerancias a los alimentos.

 

2

Mastica la comida por completo.

  • La digestión comienza en la boca con las enzimas de la saliva.

 

3

Bebe dos litros de líquidos entre comidas y no con las comidas. En todo caso en la última parte de la comida.

  • Los líquidos diluyen los jugos digestivos.

 

4

Come raciones que puedas digerir sin problemas.

  • Comer demasiado obstaculiza la digestión, lo que se traduce en comida sin digerir bien.

 

5

Cuando estés emocionalmente molesto, come menos y mastica bien.

  • Las molestias emocionales alteran la química digestiva e interfieren con la digestión completa.

 

6

Evita sobre cocinar los alimentos.

  • Las vitaminas, enzimas y proteínas son todas sensibles al calor y pueden ser destruidas si se cocinan en exceso.

 

7

Consume diariamente  variedad de vegetales crudos con los alimentos cocidos.

  • Hay una mayor abundancia de enzimas y fibras en los vegetales, lo que te ayudará a la digestión y a la asimilación de los alimentos cocidos.

 

8

Es mejor comer porciones pequeñas con más frecuencia que porciones grandes con menos frecuencia.

  • La digestión y asimilación son la clave para la salud nutricional. Su cuerpo puede digerir mejor, porciones pequeñas ingeridas con frecuencia.

 

9

Come las frutas individualmente, sólo entre comidas. Igual para frutos secos y semillas  solas.

  • Para optimizar la digestión y asimilación, es preferible comer frutas, frutos secos y semillas con moderación. Si se consumen con una comida o tentempié, podrían perturbar la digestión.

 

10

Mientras comas, evita distracciones tales como la televisión, radio, leer o conducir.

  • Cuando la atención esta plenamente dirigida a la comida y aquellos con quien la comparte, puedes concentrarte en masticar bien y en mantener un estado mental relajado y agradable, lo que ayuda a la digestión y a la asimilación.

 

11

Lee las etiquetas y los ingredientes de las comidas envasadas o enlatadas. Cuando comas fuera pregunta, al camarero por los ingredientes utilizados en lo que estás pidiendo.

  • Conoce lo que hay en los alimentos y elije alimentos que son mejores para tu salud.

 

12

No dejes pasar mas de tres horas sin comer aproximadamente siempre que estes despierto

  • Evitara entrar en catabolizacion y no romperá la cadena alimenticia, vital para no producir descenso del metabolismo basal

 

13

No confundas comer poco y a menudo con picar entre horas. Haz comidas sencillas y con pocos ingredientes.

  • Asi podrás variar mejor los alimentos en días sucesivos

 

14

Come despacio, deja los cubiertos sobre el plato entre bocado y bocado.

  • El reflejo de la saciedad tarda unos minutos en aparecer ¡Aprovéchalo!

 

Pero además de llevar a cabo estos consejos debemos practicar ejercicio físico regularmente. El ejercicio físico ayuda al control del peso y el sudor elimina sodio y toxinas. Es necesario preveer que el consumo de glucosa se incrementa al hacer trabajar los músculos.

 

Es importante que comprendas que una buena salud empieza con una buena nutrición  y ejercicio fisico y una buena nutrición empieza con una dieta equilibrada, que no significa comer menos, sino alimentarse mejor. Nuestro objetivo para nuestros usuarios del gimnasio es convertir tu alimentación cotidiana en algo sencillo y que no te cueste ningún esfuerzo de lograr bajar de peso o mantener el peso ideal.

Escrito por Juan Ruz para www.cartujasport.com